Ir al contenido principal

Invertir en equidad en materia de salud

Obtenga más información sobre cómo estamos ayudando a los patrocinadores de planes a identificar y abordar las desigualdades en sus trabajadores.

Desigualdades en los resultados de salud detectadas en estudios piloto sobre los determinantes sociales de la salud

 

Publicado el 10 de marzo de 2020

 

Andy Hiles

 

Vicepresidente, patrocinador del plan de Insights & Health Equity Solutions, Aetna®

 

Los números me permiten darle sentido a las cosas. Creo que eso es lo que nos motiva a mí y a mi equipo de médicos y expertos en datos a trabajar en 10 estudios piloto sobre los determinantes sociales de la salud (SDoH) con patrocinadores de planes: queremos obtener y compartir datos concretos sobre cómo dichos determinantes desempeñan una función dentro de las poblaciones de empleados. Nuestro trabajo se basa en la idea de que cada empleador es una forma de comunidad y tiene una gran influencia en los entornos en los que muchos de nosotros pasamos entre 8 y 10 horas por día.

 

En otras publicaciones, he contado que Aetna está abordando los determinantes sociales de la salud de una manera totalmente diferente. Nos estamos asociando con nuestros clientes y utilizando herramientas de análisis para revelar las verdaderas barreras. Al contar con cifras, podemos involucrar a varias partes interesadas e iniciar el cambio utilizando un modelo basado en valores que muestre el retorno de la inversión. Si le interesa, puede leer más sobre el proceso de desarrollo del marco de equidad en materia de salud y los 10 estudios piloto con patrocinadores de planes. Nuestro objetivo es tomar lo aprendido de los estudios piloto y aplicarlo en todos los clientes de Aetna que estén interesados en saber de qué maneras abordar los determinantes sociales de la salud puede mejorar la salud de sus empleados y el rendimiento financiero de su plan médico. 

 

¿Qué estamos viendo en los datos?

 

Vemos claras diferencias en materia de salud cuando observamos a las poblaciones de miembros afectadas por los determinantes sociales de la salud y las comparamos con las poblaciones no desfavorecidas. A menudo, entre los miembros afectados por los determinantes sociales de la salud, vemos una diferencia clara en la prevalencia de enfermedades crónicas, con tasas más altas de diabetes, hipertensión y obesidad. Esta población también suele recibir puntuaciones de riesgo más altas, que por lo general se traducen en costos futuros.

 

Observamos específicamente a las personas empleadas y sus familias, por lo que los conjuntos de datos que analizamos corresponden a un grupo selecto de grandes empleadores. Estudiamos las desigualdades entre un grupo de empleados afectados y otro grupo de empleados no afectados que trabajan para el mismo patrocinador del plan (empleador), que naturalmente controla la industria, el diseño del plan, el modelo de administración del cuidado, la ubicación y otras diferencias. Usamos nuevas herramientas de análisis que simplifican los cientos de métricas que estudiamos agrupándolos en cuatro categorías amplias:

 

  • Resultados: Tasas de reingreso hospitalario, prevalencia de enfermedades de riesgo, como la diabetes, etc.
  • Navegación: Uso del cuidado fuera de la red, uso no urgente de la sala de emergencias, etc.
  • Compromiso: Cumplimiento de los programas de manejo de enfermedades, etc.
  • Estilo de vida: Tabaquismo, exámenes preventivos, etc.

 

En lo que respecta a las desigualdades medibles, hay buenas y malas noticias. La mala noticia es que existen mayores costos cuantificables asociados con estas desigualdades. La buena noticia es que ahora tenemos información sobre estos problemas, podemos cuantificar su impacto y podemos construir un camino hacia soluciones que marcarán una diferencia importante para los empleados y sus empleadores.

 

¿Qué más estamos viendo en los datos?

 

Los eventos de alto costo para las poblaciones desfavorecidas suelen ocurrir más rápido que los de las poblaciones no desfavorecidas y, a menudo, son evitables. Por ejemplo, la población desfavorecida visita con más frecuencia la sala de emergencias debido a enfermedades o eventos que podrían haberse evitado si se hubieran implementado mejores prácticas de administración del cuidado.

 

Antes de desarrollar soluciones como parte de los estudios piloto, estamos aplicando el marco de equidad en materia de salud para realizar análisis de las causas principales. En un principio, creíamos que la mayoría de las desigualdades impulsadas por los determinantes sociales de la salud eran el resultado de las dificultades financieras a las que se enfrentaban los miembros. Pero lo que hemos aprendido de parte de nuestros colegas de Aetna que trabajan en el área de Medicaid es que no siempre se trata de dinero. El marco de equidad en materia de salud muestra los factores que causan desigualdades en la salud de los empleados clasificados en tres tipos:

 

  • Conocimiento: Los miembros no conocen una opción del diseño de un programa o plan (“¿mi plan cubre los centros de cuidado de urgencia?”).
  • Acceso: Los miembros conocen una opción del programa, pero no pueden usarla (“el consultorio del pediatra de mi hijo cierra a las 5:00, pero yo termino de trabajar a las 7:00”).
  • Asequibilidad: El costo del cuidado o el servicio impiden el acceso a ellos (“con todas las demás facturas que tengo que pagar este mes, no puedo permitirme obtener mi medicamento con receta”).

 

Está claro que, una vez que encontramos desigualdades impulsadas por los determinantes sociales de la salud, debemos conocer la causa principal antes de tomar medidas.

 

Esperamos que ya comprenda las ventajas de abordar los determinantes sociales de la salud de una manera basada en datos y centrada en el valor, y pronto compartiremos más información sobre los comportamientos relativos a la búsqueda de cuidado.

 

Volver a la página de Equidad en materia de salud

Avisos legales 

“Aetna” es el nombre comercial que se utiliza en los productos y servicios ofrecidos por una o más de las compañías del grupo Aetna, entre las que se incluyen Aetna Life Insurance Company y sus filiales (denominadas “Aetna”).

Los planes de beneficios y de seguro de salud tienen exclusiones y limitaciones.