Ir al contenido principal

Invertir en equidad en materia de salud

Obtenga más información sobre cómo estamos ayudando a los patrocinadores de planes a identificar y abordar las desigualdades en sus trabajadores.

El impacto de los determinantes sociales de la salud se acelera en tiempos de crisis

 

Publicado el 5 de mayo de 2020

 

Andy Hiles

 

Vicepresidente, patrocinador del plan de Insights & Health Equity Solutions, Aetna®

 

Los datos revelan una creciente brecha en el cuidado que se recibe en casos de COVID-19 grave (es decir, en aquellos que requieren hospitalización, ingreso a la UCI o ventilación mecánica) y en las tasas de mortalidad cuando se tienen en cuenta los determinantes sociales de la salud (SDoH). Diez estudios piloto de análisis de los determinantes sociales de la salud, llevados a cabo por Aetna en asociación con grandes empleadores durante períodos de tiempo más prolongados, muestran desigualdades similares. No es difícil ver la pandemia como una versión acelerada de lo que nuestros estudios piloto de los determinantes sociales de la salud demuestran que ya está sucediendo todos los días con los trabajadores subasegurados. ¿Cómo podemos aprovechar analíticamente este efecto “amplificador” para resaltar las luchas diarias que estamos tratando de resolver?

 

En un artículo reciente, compartimos algunos datos obtenidos de los estudios piloto que está llevando a cabo Aetna sobre los determinantes sociales de la salud. Vemos las importantes barreras sociales y financieras a las que se enfrentan algunos empleados y cómo esas barreras limitan la buena salud y las interacciones eficaces con el sistema de cuidado de salud. Estos empleados y sus familias, que tienen un plan patrocinado por un empleador pero en muchos casos con cobertura de salud que realmente no pueden pagar, muestran patrones de comportamiento y resultados en materia de salud más cercanos a los de las personas no aseguradas que a los de sus compañeros de trabajo con salarios más altos.

 

En nuestro trabajo para abordar estas inequidades en salud, desarrollamos nuevos análisis de datos para nuestros clientes que muestran que los trabajadores con salarios bajos suelen quedarse atrás en varias áreas. A medida que ingresen los datos de reclamos por COVID-19 y circulen por estas herramientas de análisis, los empleadores tendrán información sobre cómo la COVID-19 afectó a sus trabajadores cuando sean analizados según los determinantes sociales de la salud. Esperamos que este “efecto de amplificación” nos ayude a reconocer y trabajar para resolver las desigualdades. Nuestro objetivo es utilizar el análisis de datos para involucrar a un grupo más amplio de partes interesadas, incluidos los planes de salud, los recursos comunitarios y los proveedores, y crear más puntos de vinculación dentro del entorno del empleador. Juntos, podemos crear soluciones comerciales para empleadores con mayor equidad en materia de salud para todos los trabajadores estadounidenses.

 

Si tenemos en cuenta las cuatro categorías de las desigualdades en materia de salud, podemos asegurarnos de que nuestras soluciones sean específicas y estén orientadas a la acción. Estas son esas cuatro categorías:

 

  • Navegación: Inversión insuficiente en cuidado básico/preventivo, falta de un hogar médico e infrautilización de los servicios de salud emocional y psicológica para pacientes ambulatorios.
  • Resultados: Mayor incidencia de ciertas afecciones subyacentes, como hipertensión, obesidad y diabetes, así como mayores tasas de reingreso hospitalario.
  • Compromiso: Tasas de participación más bajas en la administración del cuidado y otros programas de apoyo.
  • Estilo de vida: Mayor incidencia de ciertos hábitos problemáticos, como fumar.

 

Es esperable que la COVID-19 haya actuado como un acelerador y haya transformado lo que normalmente serían las consecuencias a largo plazo de las inequidades en materia de salud en una cruda realidad a corto plazo. Esto se debe, en parte, a que las enfermedades crónicas aumentan el riesgo de presentar síntomas graves de la COVID-19.

 

Compartiremos nuestros hallazgos a medida que conozcamos más sobre el impacto de la COVID-19 en los trabajadores estadounidenses. Ahora estamos explorando los hallazgos a corto plazo, como la incidencia, los costos y los resultados de la enfermedad, y luego estudiaremos el impacto de la “segunda ola” de desafíos para la salud emocional y psicológica, que probablemente continuarán durante algún tiempo. Debido a que los trabajadores con salarios bajos tienen menor flexibilidad laboral y mayores probabilidades de ser despedidos, esta segunda ola con seguridad vendrá.

 

Volver a la página de Equidad en materia de salud

Avisos legales 

“Aetna” es el nombre comercial que se utiliza en los productos y servicios ofrecidos por una o más de las compañías del grupo Aetna, entre las que se incluyen Aetna Life Insurance Company y sus filiales (denominadas “Aetna”).

Los planes de beneficios y de seguro de salud tienen exclusiones y limitaciones.