Ir al contenido principal

Las principales 8 preguntas y respuestas sobre acupuntura

Maureen Shelly Por Maureen Shelly

Los estadounidenses no son fanáticos de las agujas, en líneas generales. ¿Es esperable que se instale la acupuntura como ocurrió con otras prácticas de Oriente más suaves, por ejemplo, el yoga y los masajes? Según una encuesta de 2012, 3.5 millones de estadounidenses probaron la acupuntura, mientras que, en 2002, la habían probado 2.1 millones de personas. Si esta tendencia continúa, la acupuntura pasará a ser parte de los tratamientos tradicionales.

La acupuntura es una práctica con la que se insertan pequeñas agujas en la capa superficial de la piel para tratar el dolor o las enfermedades. Las agujas se colocan en canales, conocidos como meridianos, a través de los cuales se producen fuertes reacciones cuando reciben estimulación. Si bien las personas más impresionables pueden sentirse desanimadas frente a las agujas, también sirven para darle un halo de efectividad a la terapia. Como el olor a alcohol en un rasguño, la sensación y la experiencia general de la acupuntura le da certeza de que está funcionando.

Los científicos se esfuerzan por explicar cómo funciona la acupuntura en términos anatómicos. Las agujas se colocan superficialmente para estimular de forma directa los nervios o músculos. Algunos pacientes experimentan beneficios reales y cuantificables, desde cambios físicos hasta el fortalecimiento del sistema inmune. Los médicos y los profesionales de terapias alternativas concuerdan en que la acupuntura, de alguna manera, sirve para desbloquear el poder sanador natural del cuerpo.

Hablamos con una acupunturista con licencia, Nancy Byrne, MS, que tiene consultorio en Manhattan. A continuación, nos explica con qué enfermedades se obtienen mejores resultados con el uso de la acupuntura y cómo es una consulta típica.

P.: ¿Cómo se convirtió en acupunturista?

R.: Descubrí la acupuntura buscando respuestas a mi dolor crónico. Consulté con muchos médicos y probé diferentes productos farmacéuticos, pero nada funcionaba. Mi nutricionista sembró la semilla. Un día, me dijo: “Si esto no funciona, pruebe con acupuntura”.

Es una práctica respaldada por mucha teoría y clínica científica. Algunas personas piensan que para ser acupunturista, solo es necesario tomar un par de clases los fines de semana. Pero la mayoría estudiamos en la universidad, durante tres o cuatro años completos, y tomamos cursos de miles de horas sobre disciplinas científicas de Oriente y Occidente.  Después de todo, necesitamos entender cuándo un paciente precisa realmente consultar con un médico. De todas maneras, no solemos tener inconvenientes porque, en general, nos visitan al final del recorrido, después de que con la medicina tradicional no se encontró solución al problema.

P.: ¿Qué suele ocurrir en la primera cita?

R.: Una consulta normal dura entre 45 y 60 minutos. La primera suele ser más larga, cerca de 90 minutos. Primero hago una entrevista de admisión; escucho los antecedentes médicos de la persona e intento recabar algunos datos menos formales sobre lo que le está sucediendo. Por ejemplo, cuando la persona me dice “no sé si será importante, pero...”, suelo obtener mucha información.

También observo. Tomo el pulso de ambos lados y reviso la lengua. La lengua es el comienzo del tracto digestivo, por eso suele ser un buen reflejo de lo que pasa en el interior. Si la energía retrocede, como ocurre con las náuseas o el reflujo, se manifiesta en la lengua.

Además, la lengua es como el mapa del cuerpo. En ocasiones, les comento lo que detecto en la lengua, por ejemplo, indicios de dolor o falta de sueño, y se dan cuenta de que habían olvidado mencionarlo.

  1. El profesional seleccionará un sitio para colocar varias agujas, de acuerdo con un análisis de sus síntomas y su causa principal.
  2. Para el dolor lumbar, las agujas pueden agruparse localmente.
  3. Las agujas también se pueden distribuir a lo largo de una determinada vía o “meridiano”.
  4. Estimular un punto opuesto al dolor también puede brindar alivio.

La acupuntura puede ser una terapia segura y efectiva para el dolor o las náuseas cuando la medicina convencional no es suficiente.

P.: Todos quieren saber si las agujas son dolorosas.

R.: Es importante que las personas comprendan que las agujas para acupuntura son diferentes al resto de las agujas. Odio las agujas. Pero las agujas para acupuntura son muy delgadas, flexibles y huecas.

¿Duele? Depende de la persona. Algunas personas no las sienten en absoluto. Otras pueden sentir un pequeño pinchazo o descarga. Pero es muy probable que se experimente una sensación de calma o gozo con el patrón de colocación de las agujas. Algunas personas simplemente se quedan dormidas.

Siempre les pregunto a mis pacientes cómo se siente la aguja. Es mi responsabilidad distinguir si la sensación de energía es beneficiosa o si el tejido está irritado o sobreestimulado. Cuando alguien me dice que la aguja le molesta, la saco y la cambio de lugar. El paciente siempre tiene la última palabra.

P.: ¿Qué más deben esperar los pacientes?

R.: La acupuntura es una de las ramas de la medicina tradicional china y abarca otras áreas relacionadas con el bienestar. Por eso, los acupunturistas pueden brindar también sugerencias relacionadas con la nutrición. Estos consejos son diferentes a los de un dietista registrado. También es posible que le indique píldoras de hierbas*, que pueden variar cada semana. En ocasiones, les indico a los pacientes diferentes técnicas para que usen en el hogar: visualizaciones, ejercicios de respiración, movimientos de yoga o consejos para realizarse automasajes con una pelota.

* Consulte con su médico antes de tomar algún tipo de hierba, ya que puede haber una interacción con los medicamentos con receta y de venta libre que esté tomando.

P.: Esta es la pregunta del millón de dólares: ¿cómo funciona la acupuntura?

R.: Se buscan patrones en lugar de intentar tratar síntomas aislados. Los canales de la acupuntura funcionan como una red que atraviesa todo el cuerpo. El canal o el patrón del corazón, por ejemplo, se relaciona con el sueño, la depresión, la ansiedad y el reflujo gastroesofágico. Cuando las personas marcan muchas de esas casillas, ya sé lo que debo tratar.

Más allá de eso, existen varias escuelas de pensamiento. Algunos acupunturistas hacen tratamientos locales, otros tratan los mismos meridianos o canales, de arriba abajo.

Hace muy poco tiempo, los médicos occidentales se mostraron entusiasmados por un nuevo órgano recientemente descubierto, el intersticio, que puede describirse como el espacio entre los tejidos a lo largo del cuerpo relleno de fluido intersticial. Así tal cual es el modo en que les explico a mis pacientes dónde están los puntos de acupuntura. Me encanta cuando se cruzan la medicina antigua y la ciencia moderna.

P.: Algunas personas sienten curiosidad por la acupuntura, pero también pueden ser escépticas. ¿Eso supone un problema?

R.: No está mal ser escéptico. En la sociedad occidental, nos educan para cuestionar y buscar pruebas. Además, las personas a veces vienen porque le encantó a un amigo y este los obliga a probar. En ocasiones, hasta están un poquito a la defensiva. Después pasa el tiempo y los escucho que dicen: “¡Me encantó, no lo puedo dejar!”.

A pesar del escepticismo, es posible obtener beneficios, pero siempre es mejor venir con algo de curiosidad. He notado que las personas lo aprovechan más cuando están en mayor contacto con su cuerpo, tienen más conciencia de sí mismas y un fuerte deseo de recuperarse rápidamente.

Conozca cómo su estado de ánimo puede afectar su recuperación de una enfermedad o lesión.

P.: ¿Por qué tipo de trastornos lo consultan con mayor frecuencia?

R.: La acupuntura es muy eficaz para tratar tanto el dolor crónico como el agudo. Incluso, muchas veces, con rapidez. En el caso del dolor agudo, puede sentir hasta un 80 % de alivio del dolor luego de un tratamiento; algunas personas sienten una mejoría del 100 %. Para llegar a la base del dolor crónico, es necesario realizar un proceso continuo durante varias sesiones. Además, algunas personas vienen a tratar un tema puntual, como problemas para dormir, y descubren otros beneficios, como el alivio de los síntomas de la ansiedad, entonces continúan con el tratamiento.

Obtenga más información acerca de la ansiedad y otros trastornos emocionales.

La acupuntura es un muy buen complemento de otras formas de medicina. Se suele utilizar durante los tratamientos contra el cáncer para aliviar las náuseas. Y tiene buenos resultados con las enfermedades complejas que resultan confusas para los médicos, como los trastornos autoinmunes.

P.: ¿Cree que la acupuntura tendrá un papel más importante en la atención de salud en el futuro?

R.: Nos enfrentamos a dos grandes epidemias: el dolor crónico y la adicción a los opioides. La acupuntura brinda beneficios en diferentes niveles: previene la adicción al tratar el dolor que la provoca y ayuda a los pacientes a sobrellevar los síntomas de la abstinencia mientras dejan las drogas. Tenemos los medios. Hay un ejército de acupunturistas esperando el llamado.

Llame a su proveedor de seguros de salud para averiguar si se ofrece cobertura de acupuntura para su enfermedad. Aetna, por ejemplo, brinda cobertura de acupuntura para las náuseas y el dolor cuando es administrada por un médico. Aetna también ofrece descuentos para otras enfermedades que no están cubiertas por el seguro. Puede usar dinero de su cuenta de gastos flexible o cuenta de ahorros de salud para pagar gastos de acupuntura, independientemente de si con su seguro se cubre el tratamiento.

 

Sobre la autora

Maureen Shelly es una aficionada a la salud y la ciencia que vive en la ciudad de Nueva York.