Ir al contenido principal

¿Qué debo hacer para tratar una quemadura de sol?

Ícono de la “A” de Aetna Por Aetna

¿Se quemó con el sol? Actúe rápido para aliviar el dolor y minimizar el daño en la piel.

Si está cerca del agua, salte para enfriar la piel y evitar las ampollas. Luego, salga del sol tan pronto como pueda.

Dúchese con agua fría frecuentemente y evite los jabones fuertes.

Aplique una loción sobre la piel mojada para retener la humedad. No use ungüento de vaselina, ya que puede quedar atrapado el calor en la piel.

Aplique en las ampollas y las zonas pequeñas quemadas por el sol compresas de hielo envueltas en un paño o una servilleta de papel. Con ibuprofeno, aspirina o naproxeno, se pueden aliviar el dolor y la hinchazón. Beba mucho líquido hasta que la quemadura deje de doler y la piel comience a pelarse.

Llame a su médico si presenta vómitos, fiebre, escalofríos, confusión o ampollas que parezcan infectadas. Si tiene dolor fuerte o una quemadura con ampollas que cubre gran parte del cuerpo, diríjase al centro de atención de urgencia.

Actúe con inteligencia con respecto al sol: utilice un factor de protección solar de 30 o superior, todos los días. Aetna Usted no se une a nosotros, nosotros nos unimos a usted.  

Las quemaduras de sol son un problema. Son dolorosas, pican y podrían estropearle las vacaciones.

Pero ese no es el único motivo para evitarlas. Cuantas más quemaduras de sol tenga, mayor será el riesgo de desarrollar un melanoma maligno, la forma más mortal de cáncer de piel. “Quemarse reiteradamente con el sol es muy peligroso”, dice el dermatólogo Fredric Haberman, experto en pieles dañadas por el sol y profesor clínico adjunto en el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York. “La gente tiene que asumir el compromiso de protegerse del sol todos los días, durante todo el año”.

Aun así, incluso la persona más prevenida puede cometer un error. Podría pasar por alto algún lugar del cuerpo al aplicarse protector solar o permanecer más tiempo al sol de lo que pretendía. El resultado es una erupción al rojo vivo que no se puede ignorar. Siga los pasos en el video anterior para reducir el daño y aliviar la molestia.

Averigüe si una quemadura u otra afección grave requiere ir al centro de atención de urgencia o a la sala de emergencias. Además, es una buena idea consultar con su médico antes de tomar cualquier analgésico nuevo de venta libre.