Ir al contenido principal

Efectos de la luz azul en la vista de los niños

Ícono de la “A” de Aetna Por Aetna

Una pantalla puede ser una distracción para un niño, pero una perturbación para sus ojos. Los niños empiezan a usar dispositivos digitales desde el momento en que sus manos hoyueladas pueden sostenerlos. En 2013, el 72 % de los niños de ocho años o menos ya había usado tabletas o teléfonos inteligentes, y más de un tercio eran menores de dos años.1

Si bien la experiencia puede hacerlos hábiles para la tecnología, está comprobado que la luz azul que emiten las pantallas de videojuegos, teléfonos celulares, tabletas, computadoras y televisores puede afectar la vista de los niños y su salud general.

Sin embargo, esto no significa que los niños tienen que desconectarse por completo. Los padres pueden controlar la exposición digital cambiando algunos hábitos y usando protección.

¿Por qué tan azul?

La luz azul, que forma parte del espectro de luz que es visible para el ojo humano, brinda iluminación básica y también puede mejorar la sensación de bienestar.2 Esto explica por qué los niños se sienten tan atraídos por el brillo de los dispositivos portátiles.

Pero los efectos de la luz azul en la vista pueden ser muy variados y potencialmente dañinos, según el tiempo que un niño pasa frente a una pantalla. Esto se debe a que sus ojos están madurando y aún no han desarrollado los pigmentos de protección necesarios para filtrar parte de la luz azul dañina, a la que se exponen con tanto tiempo frente la pantalla.3

Uno de los principales riesgos de la exposición a la luz azul es que inhibe la liberación de melatonina, la hormona que nos dice cuando es hora de dormir. La continua falta de sueño profundo puede a su vez contribuir a problemas de salud emocional y psicológica y aumento de peso por comer en exceso.4

Cómo proteger los ojos de los niños

Una de las maneras más sencillas de proteger los ojos de un niño de los efectos de la luz azul es hacer pausas en el uso de los dispositivos electrónicos. Algunos médicos recomiendan no usar pantallas al menos una hora antes de acostarse.4

Entretanto, puede motivar al niño a leer un libro. También puede antenuar las pantallas de todos los dispositivos; esto debería limitar la cantidad de luz azul que emiten.

En última instancia, puede optar por protección para los ojos. Se informa que los anteojos de protección o lentes de policarbonato amarillo ofrecen una defensa contra la luz azul en muchos casos.5 Consulte a su oculista para que le recomiende lentes con filtro de luz azul.

No siempre será fácil ponerse entre un niño y su dispositivo, pero el niño se adaptará si se incorporan algunas de estas prácticas a tiempo. ¿Quién sabe? Quizás sea igual de feliz leyendo un libro.

Descargue este artículo en PDF aquí.

1 “More Than 33 Percent of Kids Under Two Use Tablets So Prepare for an Army of Robot Babies”, Noah Rayman, Time, 28 de octubre de 2013, http://newsfeed.time.com/2013/10/28/more-than-33-percent-ofkids-under-two-are-using-tablets-so-prepare-for-an-army-ofrobot-babies/.
2 “Effects of Blue Light Exposure on Your Eyes”, Troy Bedinghaus, OD, www.verywellhealth.com/blue-light-exposure-3421985. Consultado en diciembre de 2019.
3 “Ultraviolet A, Blue Light and Children”, Elaine Kitchel, Low Vision Research Associate, www.tsbvi.edu/seehear/fall99/ultraviolet.htm.
4 “Why Electronics May Stimulate You Before Bed”, National Sleep Foundation, www.sleepfoundation.org/articles/whyelectronics-may-stimulate-youbed. Consultado en diciembre de 2019.
5 “Ultraviolet A, Blue Light and Children”, Elaine Kitchel, Low Vision Research Associate, www.tsbvi.edu/seehear/fall99/ultraviolet.htm.

Información adicional sobre la vista

Visite AetnaVision.com para obtener más información.