Ir al contenido principal

Entrevista a una heroína de la salud: Esta enfermera cree en el poder de las conexiones personales

Christina Joseph Por Christina Joseph

Nicole Taylor cree en generar conexiones personales. Cuando conoce a un nuevo miembro, la enfermera administradora de casos de Aetna rompe el hielo con algunos datos personales: Tiene dos hijos mellizos de siete años y siete gallinas en su casa, en Tom Rivers, NJ. Ayudar a los miembros a conocerla les permite sentirse más cómodos al hablar de su salud para que Nicole pueda diseñar un plan de atención médica personalizado basado en sus gustos, habilidades, situación de vida y más.

El enfoque de Nicole fue efectivo en Marshall Cummings, un miembro de Aetna con diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer de hígado. Marshall (67) vive solo en Elizabeth, NJ, y no quería agobiar a su familia y a sus amigos mientras se esforzaba por controlar su salud. Nicole se convirtió en su sustento. Iba a las citas médicas con él, lo educaba respecto a los alimentos adecuados que debía comer, lo hizo estar activo nuevamente y le levantó el ánimo. "Fue la persona adecuada en el momento adecuado", dice Marshall. "Nicole me ayudó a recuperar mis fuerzas". (Lea más sobre la experiencia de Marshall aquí).

Nicole dice que visitar a los miembros en sus hogares le da una mejor idea de lo que realmente está sucediendo en sus vidas, y así ofrecerles la mejor atención. "Por teléfono, no se pueden captar señales verbales, posturales y otras cosas así", dice. "Quizá digan que tienen la alimentación bajo control. Pero, entras en su casa, y hay donas y rosquillas en la mesa".

Es un momento agridulce cuando los pacientes de Nicole ya no la necesitan. "El objetivo es que se sientan empoderados", dice. "Se siente bien ver a la gente tomar buenas decisiones y mejorar la salud por su cuenta".

P. ¿Cuándo te diste cuenta de lo importante que puede ser tu papel como enfermera?

R. Mi primer trabajo fue como enfermera de planta en un centro de rehabilitación subaguda. Solo repartía medicamentos y proporcionaba atención general. Pero cuando empiezas a trabajar directamente con los pacientes y sus familias y a verlos en ese momento vulnerable, piensas: "Vaya, podría ser mi madre, mi padre, mi hermana". Saber que realmente podía hacer una diferencia cambió mi visión de la vida.

Text Overlay: Aproximadamente el 80 % de los adultos mayores tienen una enfermedad crónica, y el 77 % tienen al menos dos.

Marshall: Tengo diabetes hace años.

Me hicieron un triple baipás en 2014.

En 2016, me diagnosticaron cáncer de hígado.

Nicole: Marshall y yo nos conocimos hace poco más de un año en el consultorio de su médico. Es el tipo de miembro que te llega al corazón. Por una razón u otra, siento mucho cariño por él. Es muy importante controlar las enfermedades crónicas y asegurarse de que haya una coordinación entre los médicos y los medicamentos.

Marshall: Me hizo sentir cómodo porque hacía preguntas que yo no sabía cómo responder, y me las explicaba para que pudiera entender realmente lo que los médicos me estaban diciendo.

Se convirtió en mi mejor amiga.

Nicole: La magnitud del impacto que podemos provocar en un miembro al darle este apoyo personalizado y llegar hasta su hogar no tiene precio.

Marshall: Me has visto en el peor momento de mi vida, y me has ayudado a atravesarlo.

Nicole: Los pequeños pasos que se toman para revertir el cuadro general son en realidad más importantes que tratar de atacar todos los frentes al mismo tiempo.

Puedes llegar a donde quieras. Paso a paso. No hay límites.

Marshall: Tengo 67 años. Espero vivir hasta los 107.

Marshall Cummings es miembro de Aetna y nos permitió contar su historia.

P. ¿Cómo puede el modelo de atención basado en la comunidad marcar una diferencia para los pacientes que tienen enfermedades crónicas?

R. Cada persona tiene diferentes factores sociales determinantes con los que tenemos que lidiar: diferentes trabajos, diferentes estilos de vida. No hay un plan que sea para todos. Cuando lo conocí en el consultorio de su médico, Marshall no tenía tanto conocimiento sobre salud como ahora. El médico me apartó y me dijo: "Oye, algo no está bien. No sé si comprende o no". Después de eso, fui a las citas médicas con él. Me senté a su lado después de las cirugías. Me aseguré de que estuviera haciendo las preguntas adecuadas y obteniendo las respuestas adecuadas a fin de obtener todo lo que necesitaba.

P. Marshall te llama "mi ángel de la guarda". ¿Qué tan importante es para los adultos mayores tener ese sistema de apoyo en funcionamiento?

R. Es muy importante que los adultos mayores cuenten con apoyo, ya que pueden necesitar ayuda con muchas cosas debido a los déficits de memoria, las nuevas tecnologías y otros problemas. Marshall recibió un nuevo glucómetro a través de Aetna y realizamos un seguimiento de su nivel de azúcar en sangre, pero también lo ayudamos a entender lo que significan esos números. A veces, debo guiarlo un poco más, a veces un poco menos, pero en líneas generales, estuvimos juntos en esto.

P. ¿Cuál es tu estrategia cuando la salud física de alguien tiene un impacto en su salud mental?

R. Mi estrategia es brindarles refuerzo positivo y apoyo. Trato de ayudar al miembro a tomar perspectiva para que no se desanime, y piense: "No voy a poder hacer todo hoy, pero si hago una cosa hoy, o la mitad de una cosa hoy, ya es un logro". Marshall había bajado una enorme cantidad de peso a causa de la cirugía y se veía frágil. Parecía otra persona, no se afeitaba. Cada vez que lo veía, le decía: "¿Dónde está tu afeitadora? Vamos, debemos afeitarte". La próxima vez que lo vi, me dijo: "Mira, me afeité para ti". Ahora, lo enorgullece hacer lo que debe.

P. ¿Cuál ha sido el momento profesional más satisfactorio para ti hasta ahora?

R. Cuando trabajaba en atención en la etapa final de la vida. Me encargaba de los pacientes y me aseguraba de que se cumplieran sus deseos y necesidades, cuidaba que se sintieran en paz y también sus familias. Fue muy gratificante para mí.

P. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

R. Me gusta estar al aire libre. Me encanta la playa. Me gusta salir a caminar. Tenemos un huerto en el que toda la familia trabaja y cultiva alimentos. Y tratamos de dar paseos en bicicleta y hacer cosas para estar activos juntos.

P. ¿Cuál es tu ambición de salud y cómo la estás alcanzando?

R. Siempre fue consciencia plena. Suelo ser el tipo de persona que quiere hacerlo todo y que se involucra. Creo que es la mujer y la madre en mí. Pero necesito ser más consciente y vivir en el momento y dejar de pensar en lo que va a suceder más adelante, y después de eso, y así. Quiero tener un enfoque más consciente de mi vida y lograr un equilibrio entre el trabajo, mis hijos y mi vida social.

P. ¿Cuál es el mejor consejo de salud que te han dado?

R. La salud mental es tan importante como la salud física. Es importante asegurarse de estar equipado para lidiar mentalmente con las dificultades que se presenten en la vida. Puede que estés físicamente sano, pero no estar mentalmente bien es perjudicial para ti y para los demás. Estar saludable en cuerpo, mente y espíritu te acerca a tus objetivos.

Sobre la autora

Christina Joseph Robinson es una editora y escritora veterana de Nueva Jersey a quien todavía le encanta leer el periódico a la antigua. Tiene dos hijas a las que intenta inculcarles la importancia de comer frutas y verduras y, de este modo, lograr un equilibrio con todas las golosinas que les compra la abuela. El objetivo de salud de Christina es reanudar su rutina de ejercicios después de haberla abandonado por lesiones.