Ir al contenido principal

Nuestros héroes de la salud: Carol DeNomme, instructora de bienestar

Emily Leland Por Emily Leland

Como trabajadora social, Carol DeNomme sabe que el duelo puede ser un camino solitario. Por eso, se pone en contacto con Cheryl Cianfaglione por lo menos una vez al mes. Cheryl perdió a su esposo en 2012 después de una larga batalla contra la leucemia. Las dos mujeres se conectaron a través de Aetna en 2014 y, desde entonces, han formado un vínculo especial, en el que Carol ayuda a Cheryl a vivir con su pérdida y a encontrar la alegría dondequiera que pueda.

"Tengo mensajes de Carol guardados en el teléfono: ‘Al principio del día, piensa en cuál será tu enfoque. Al final del día, piensa en las cosas por las que estás agradecida’", dice Cheryl. "Ella está ahí. Se preocupa. Comprende todo lo que está sucediendo y a veces solo la llamo para decirle que estoy bien".

Para obtener más información sobre Cheryl, su relación con Carol y cómo transitaron el camino hacia una mejor salud juntas, vea Mi historia de salud: cómo sobrellevar una pérdida.

Carol ha estado ayudando a personas como Cheryl durante 29 años, primero como terapeuta ambulatoria en Nashville y Nueva York. Se unió a Aetna en 1999 y, varios años más tarde, se convirtió en instructora de bienestar, y les ofrece a los miembros asesoramiento y apoyo integral para alcanzar objetivos de salud, como el control del peso o la disminución del estrés. A continuación, comparte sus hábitos saludables y sus ambiciones a largo plazo.

P.: ¿Qué te motivó a convertirte en instructora de bienestar?
R.: Mis padres nos inculcaron a mis hermanas y a mí el deseo de servir a los demás y hacer del planeta un lugar mejor. Es muy gratificante ayudar a la gente a realizar cambios positivos en su vida.

P.: ¿Qué tres cosas querrías que la gente aprendiera a partir de la historia de Cheryl?
R.: La vida continúa. El espíritu humano es muy fuerte. Y el trabajo duro da frutos.

P.: ¿Cómo te describe la gente más a menudo? 
R.: Como alguien que no juzga.

P.: ¿Cuál es tu bocadillo saludable preferido? 
R.: Garbanzos tostados, saborizados con miel o chipotle.

P.: ¿Cuál es tu ambición de salud? 
R.: Permanecer activa y disfrutar de la vida cuando sea anciana.

P.: ¿Qué cualidad es la que más admiras en los demás? 
R.: La sinceridad.

P.: ¿Qué haces para desestresarte o relajarte? 
R.: Medito, hago yoga, salgo a caminar, hago jardinería.

P.: ¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo? 
R.: Las islas Bermudas.

P.: ¿Cuál ha sido el momento profesional más satisfactorio para ti? 
R.: Trabajé en una clínica de salud mental en Nashville, donde tratábamos a pacientes gravemente deprimidos y con enfermedades mentales. Fue gratificante ver a personas que tenían problemas graves volver a un estado funcional, lo cual fue muy importante para ellas. Me sentí bien sabiendo que había jugado un pequeño papel en su recuperación.

P.: ¿Cuál es tu lema? 
R.: Carpe diem.

Sobre la autora

Emily Leland es escritora y profesional de mercadeo, y vive en Charleston, SC. Su objetivo es hacer más ejercicio, consumir menos cafeína y encontrar el equilibrio entre la maternidad y el trabajo.