Ir al contenido principal

Infografía: Cómo detectar la depresión y la ansiedad: guía sobre la salud mental

Christina Joseph Por Christina Joseph

Todos sentimos las mariposas en el estómago cuando ingresamos en territorio desconocido, y es totalmente normal sentirse triste o decaído cuando algo no sale bien. Pero si la tristeza perdura durante más de dos semanas o si el nerviosismo y la preocupación interfieren con su capacidad para desempeñarse, podría estar sufriendo depresión o un trastorno de ansiedad.

La depresión y la ansiedad son las dos enfermedades mentales más comunes en los Estados Unidos. Afectan la manera en que siente y en cómo piensa, y su capacidad para comer o dormir, lo que convierte cada día en una lucha. “Si se encuentra totalmente paralizado y eso no le permite seguir con su vida normal, entonces tiene un problema”, dice la Dra. Gabriela Cora, psiquiatra avalada por la junta médica y directora médica de salud del comportamiento de Aetna.

Muchos confunden depresión con tristeza. Ambas pueden desencadenarse por un evento estresante, como los problemas financieros o la pérdida de un ser querido. Si bien algunos síntomas son similares (llorar, sentirse decaído o molesto), los pacientes a quienes se les diagnostica un trastorno depresivo grave, por lo general, no sienten alegría alguna y pareciera que no pueden salir de ese estado. Con el tiempo, se alejan de familiares y amigos, se sienten agotados o intranquilos, y tienen la sensación de que se va a producir una inminente fatalidad.

Quienes padecen depresión también pueden tener ansiedad, lo que suele provocar un miedo irracional. Los trastornos incluyen trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico, trastorno de ansiedad social y otras fobias. Si bien la ansiedad es una afección médica grave que debe ser tratada, solamente un tercio de quienes la sufren reciben tratamiento médico, según afirma la Asociación sobre Ansiedad y Depresión de Estados Unidos.

Ya sea que tenga depresión o ansiedad (o ambas), lo más importante es no ignorar los signos de alarma y buscar ayuda, dice la Dra. Cora. En la mayoría de los casos, estas afecciones empeoran si no se tratan. (Si le preocupa la posibilidad de hacerse daño, llame al 911 o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 800-273-8255 o al 800-799-4889). “La depresión y la ansiedad son afecciones tratables como cualquier otro problema médico”, agrega. “Mientras más temprano sea el diagnóstico, más temprana será la intervención y mejor será el resultado”.

Si es miembro de Aetna, puede tener acceso a proveedores de telesalud que ofrecen consultas asequibles a través de llamadas telefónicas o videoconferencias en línea. Haga clic aquí para consultar el directorio de proveedores de atención de salud.

Cuando reciba ayuda, podrá comenzar a sanar. “Los que sufren depresión o ansiedad pueden volver a sentir alegría, sentirse plenos y seguir estudiando, trabajando y conectándose con sus seres queridos”, comenta la Dra. Cora.

Reconocer las señales

¿Cuándo los sentimientos de tristeza o nerviosismo pueden ser signos de algo más? Conozca los hechos sobre la depresión y la ansiedad, dos de las enfermedades mentales más comunes, en caso de que necesite ayuda.

La tristeza es un sentimiento humano normal.

Todos nos sentimos tristes de tanto en tanto.

Puede sentirse deprimido, llorar o tener problemas para dormir.

La tristeza es temporal y desaparece con el correr del tiempo.

 

La depresión puede ser un problema médico grave.

Afecta cómo se siente, piensa y actúa.

Es posible que no tenga ganas de comer, no pueda dormir o no quiera ir a trabajar.

La depresión no es una enfermedad inusual.

Se puede tratar efectivamente.

16.2 million adults in the U.S. had at least one major depressive episode in 2016.

1/2 of those with depression also have anxiety.

 

Sentir ansiedad de vez en cuando es normal.

¿Se descompone cuando está muy nervioso?

¿Siente miedos infundados?

Si las preocupaciones le causan angustia y afectan su vida cotidiana, podría tratarse de algo grave.

No está solo.

40 millones de adultos en los EE. UU. padecen de ansiedad.

2x women are twice as likely to be affected by anxiety as men.

 

Depresión.

aislamiento

pensamientos suicidas

tristeza continua

pérdida del interés en las actividades

abuso de drogas y alcohol

Agitación

Falta de concentración

Irritabilidad.

Sueño irregular

Síntomas físicos inexplicables

Los síntomas de la depresión deben estar presentes durante más de dos semanas. Si ha pensado en hacerse daño, busque ayuda de inmediato.

Ansiedad.

Agitación

Falta de concentración

Irritabilidad.

Sueño irregular

Síntomas físicos inexplicables

alejamiento de encuentros sociales

ataques de pánico

tensión muscular

miedo infundado

preocupación constante

Para que le diagnostiquen un trastorno de ansiedad, debe presentar tres o más síntomas de ansiedad la mayoría de los días, durante seis meses. Si ha pensado en hacerse daño, busque ayuda de inmediato.

Revise su seguro: Vea qué opciones de tratamiento cubre su plan.

Cuídese: Haga cambios en su estilo de vida. Es decir, aliméntese mejor, haga actividad física, duerma más tiempo, relájese.

Busque asesoramiento: Encuentre un profesional con licencia que pueda indicarle la terapia o el medicamento (o una combinación de ambos) que mejor se adapte en su caso.

Obtenga asistencia remota: Hable con un profesional por teléfono o mediante una videollamada. (Los miembros de Aetna tienen disponible un servicio de videoconferencia).

Fuentes: Instituto Nacional de Salud Mental y Asociación Estadounidense de Depresión y Ansiedad

 

Sobre la autora

Christina Joseph Robinson es una editora y escritora veterana de Nueva Jersey a quien todavía le encanta leer el periódico a la antigua. Tiene dos hijas a las que intenta inculcarles la importancia de comer frutas y verduras y, de este modo, lograr un equilibrio con todas las golosinas que les compra la abuela. El objetivo de salud de Christina es reanudar su rutina de ejercicios después de haberla abandonado por lesiones.