Ir al contenido principal

Tome nota: cómo llevar un diario puede ayudarlo a alcanzar sus objetivos de salud

Colin Por Colin Groundwater

En 2016, Nikki Flowers, de Amarillo, Texas, comenzó a llevar un diario de salud como una manera de lidiar con sus problemas crónicos de rodilla. Su objetivo principal era llegar a ser una madre más activa para sus dos hijos pequeños. Pero primero debía comprender cómo el estrés y la ansiedad magnificaban su dolor. “Nunca le conté a nadie mi historia de salud de principio a fin”, confiesa Nikki. Y por eso comenzó a escribirla.

“Escribir mi historia y mis metas definitivamente me llevó a darme cuenta de algunas cosas”, comenta. “Intenté hacer conexiones entre las actividades diarias, el descanso y la dieta. Y me di cuenta de que había suprimido muchos sentimientos. Mediante la escritura, pude lidiar con esos sentimientos y aprender a soltar los negativos”. Para conocer más sobre la historia de Nikki, mire “Aprender a volar”  de la serie de videos “Mi historia de salud”.

Las investigaciones indican que cuando las personas anotan las metas logran mucho más que cuando nada más las piensan. ¿Por qué? Los expertos consideran que escribir implica ser realistas sobre lo que queremos lograr y cómo queremos lograrlo. Y controlar nuestro progreso nos lleva a reconocer patrones y hacer ajustes según lo que nos dio resultado (o lo que no).

“Escribir puede ayudarnos a pensar en nuestras metas, a darnos cuenta por qué sentimos lo que sentimos y a procesar experiencias”, dice Summer Sage-Sorley, asesora de Aetna que alentó a Nikki a llevar un diario. “Escribir en un diario es una herramienta poderosa, ya que le puede dedicar todo el tiempo que quiera, mientras que para hablar con un asesor o con un amigo podría haber restricciones de tiempo. Además, se puede escribir lo que a uno le parezca útil”.

Según el tiempo que dedique, puede escribir una carta simple para sí mismo o escribir en el diario periódicamente. “La primera vez que llevé un diario, escribía todos los días”, cuenta Nikki. “Incluso varias veces al día. Ahora, por lo general, lo hago una vez al día, pero siempre trato de hacerme un tiempo para escribir”. Así es como puede comenzar.

1. Desarrolle objetivos de salud específicos y significativos

Cómo dice las cosas puede ser tan importante como qué dice. Los objetivos imprecisos, demasiado ambiciosos o poco realistas pueden llevar a la decepción. “Hacer más ejercicio” está bastante bien, pero “correr una milla día por medio” es muy claro. “Comer de manera saludable” es admirable, ¿pero cómo saber si tuvo éxito? “Comer vegetales en todas las cenas esta semana” le permite tildar un elemento de su lista de tareas todos los días y luego pensar en los siguientes pasos.

2. Manténgase positivo

Al describir su progreso, concéntrese en lo positivo y no se quede solo con lo negativo. Según la Dra. Mary Pritchard, psicóloga en Boise State University, todos tendemos a ser autocríticos, pero ese impulso será un obstáculo para lograr nuestro potencial. “Escribir un diario es una herramienta de aprendizaje”, explica. “¡No se castigue!”

En los días más difíciles, intente comenzar con una expresión de gratitud. Por ejemplo, si su objetivo es reducir el estrés, escriba sobre alguna cosita que lo haya puesto feliz, como “el jardín del vecino está floreciendo”.

3. Para explorar sus motivaciones, enúncielas con “porque...”

Para alguien que se esfuerza mucho con la fisioterapia después de una lesión en el hombro, el objetivo podría ser “recuperar la fuerza y la movilidad”. ¿Pero por qué es tan importante? Por ejemplo, puede ser “porque quiere volver a levantar a sus nietos”. Recordar por qué fijó esas metas le dará el impulso emocional para tener éxito.

4. Cuente su historia

Mientras muchas personas usan su diario para establecer metas para el futuro, también se puede usar para reflexionar sobre el pasado, lo cual, a veces, es igual de útil. “Nikki comenzó describiendo su lesión de la infancia, cuando se consideró por primera vez que tenía un problema en las rodillas”, explica Summer. “Exploró cómo su mente de niña concluyó que tenía una rodilla que no le funcionaba bien y todas las cosas que la gente decía. Escribir le dio un espacio seguro para procesar las cosas que la abrumaban en aquel momento”.

5. Busque la manera adecuada para usted

Estudios recientes muestran que escribir a mano activa la memoria y la creatividad más que usar un teclado. Pero el mejor diario es el que continúa usando a largo plazo, y hay muchas opciones para elegir.

  • Calendarios: Jon toma notas en una agenda de escritorio o en un calendario de pared. No hace falta completar oraciones; simplemente se anota lo básico: “Bebí 3 bot. agua”. “Medité 15 min.” También se puede poner una estrella dorada por un día sin fumar. A medida que vea que los logros diarios se acumulan, será más probable que continúe.
  • Diarios digitales: Si usar un bolígrafo ya no le resulta natural, existen varias aplicaciones para crear y organizar publicaciones en su escritorio o dispositivo móvil como si se tratara de un diario. Muchas de esas herramientas ofrecen ventajas sobre el lápiz y el papel. Puede agregar fotografías, videos y enlaces, y buscar entradas anteriores usando el teclado.
  • Planificadores de objetivos: Incluso los autores de los libros más vendidos confiesan que le temen a la página en blanco. Con un diario de objetivos con espacios en blanco para completar, como Commit30 o Dailygreatness, sin dudas se supera ese obstáculo. Los espacios dedicados lo alientan a registrar y organizar información relevante para su meta, como el nivel de dolor o los valores de la lectura de la presión sanguínea. Algunos diarios están diseñados para registrar el progreso durante un período definido, como 30 días o 13 semanas.
  • Diarios con viñetas: La última tendencia en el registro de las metas es el diario con viñetas. Los más simples usan diferentes símbolos (asteriscos o círculos) para priorizar las tareas de una lista. Pero el concepto evolucionó para destacar elementos más gráficos, como grillas dibujadas a mano, diagramas de flujo, caligrafía y bocetos. Para buscar inspiración, busque “diarios con viñetas” (o “bullet journals”) en Instagram o Pinterest. Los diarios con gráficos e ilustraciones, como el Passion Planner, pueden ayudarlo a comenzar.

Cualquiera sea el formato que elija, comience con algo pequeño y dele tiempo. Los hábitos buenos tienden a multiplicarse. En poco tiempo, su pequeño registro podría convertirse en algo mucho más significativo.

Sobre la autora

Colin Groundwater es un escritor de Nueva Jersey que vive en Brooklyn. Está entrenando para correr medio maratón.